14 ene. 2016

LA ESCLAVITUD DE LA FELICIDAD

El pasado sábado 28 de Noviembre de 2015, asistí al II Taller de Educación Emocional dedicado al AUTOCONOCIMIENTO PERSONAL....

Y fue FANTÁSTICO!!

Nos reunimos una veintena de padres y madres interesados en la educación emocional, principalmente de nuestros hijos...

Muchas veces me lo he preguntado y posiblemente tú también...

          1. ¿Cómo puedo ayudar a mis  hijos a que sean felices?

          2. ¿Cómo puedo hacer para que sean resilentes?

          3. ¿Realmente les estoy ayudando a que sepan gestionar sus emociones?

Un profesor de matemáticas primero debe de aprender matemáticas, para luego guiar y enseñárselas a sus alumnos...

Entonces, si nosotros los padres y madres somos los guías y maestros de la vida y valores de nuestros peques.... está claro que lo primero que debemos dominar es nuestro AUTOCONOCIMIENTO PERSONAL ¿no crees?

El taller lo impartió Segio Pallás Sanz, psicólogo, a través de CEAPA (confederación española de asociaciones de padres y madres del alumnado) e hizo una sesión de lo más amena e instructiva posible que me había podido encontrar ante temas tan transcendentales como este...

Empezamos con una reflexión que sinceramente me impactó...

LA ESCLAVITUD DE LA FELICIDAD... 

Lo primero que pensé... 

¿Cómo es posible que la felicidad sea esclava de nadie? 
¿¿¿De qué???
 ¡¡Si todos la queremos!! 
¡¡¡¡¡¡¿Es qué no existe?!!!!!

La verdad que fue una reflexión muy muy interesante.... porque si te fijas, en tus propias carnes, probablemente (al igual que yo),  tiendes a eliminar de tu mente lo que te hace sentir mal de un plumazo! pensando que ese supuesto alivio, te da la felicidad.... Pero no!! lo que haces es camuflar el malestar sin entender ni identificar qué es lo que te lo provoca y porqué. No se pone solución y se mantiene en la trastienda oculto y expuesto a volver a salir. 

"Si no sabes lo que  te pasa, no puedes regularlo. Es por esto que hay que ponerle nombre e identificarlo.... y luego analizar para solucionar el problema, sin importar pasar por el dolor"

Entonces... ¿tienes claras cuáles son tu emociones? Y sobretodo... ¿cuándo las sientes y porqué?

La felicidad  no es estar siempre riendo, contentos y sin preocupaciones.... Pienso que va más allá, es simplemente encontrarte bien contigo mismo... y para ello, por supuesto, lo mejor es conocer tus sentimientos y emociones....

Ahora bien, las emociones están, pero...  ¿podemos sacarlas cuando sea necesario?.... 

La respuesta es SI!! 

Las personas siempre podemos elegir qué hacer, independientemente de nuestros sentimientos.

Para que la mente esté a tu servicio....tienes que conocerte.  No hay que olvidar que ante situaciones que no puedes cambiar hay que ACEPTAR!! cosa que te evitará sufrimientos. Y una vez que hayas aceptado, actuar en consecuencia.

En Agosto 2001 fui de viaje con amigas a Londres y el día antes de venirnos de vuelta en Notting Hill, me robaron la cartera con toda la documentación, tarjetas y las últimas libras que nos quedaban para el fin de fiesta... Recuerdo que cuando me dí cuenta del robo.... me invadió por todo el cuerpo una sensación de miedo, tristeza y desamparo muy grande que me angustió bastante, porque pensé que tendría problemas para salir del país y volver a casa.... además mi nivel de "inglis pitinglis".... It was very bad!! y la rabia e impotencia que me vino después porque a lo mejor podía haber evitado el robo siendo más cuidadosa....

Al final lo solucionamos bien y a la vista está que pude volver.... Ahora al paso de los años lo recordamos con muchas risas, pero el mal trago lo tuvimos y el recuerdo de aquel encantador barrio....es agridulce y no con perdiz!!

Por entonces, si hubiese aceptado inmediatamente el robo, no me hubiese dejado llevar por mis emociones y actuado antes, lo habría solucionado de seguida (simplemente había que ir a la embajada y poner una denuncia en comisaria) y terminado de disfrutar de aquel maravilloso lugar.

A través de Mindfulness o Meditación, te ayuda a ver las cosas tal y como son sin cambiarlas, es decir, aceptándolas sin darles juicios de valor, ya que hay que hacerse más conscientes de la realidad.

"La mente siempre tiene la capacidad de elegir"

A  las emociones hay que escucharlas, detrás de cada una hay una necesidad.  Cuanto más escuchas tu voz interior, tanto mejor oirás lo que está ocurriendo fuera.

Así que...

           1. Hay que parar  y tomarse un tiempo.
          2. Mirar al interior, sintiendo nuestra respiración. 
          3. Hacerse consciente de las sensaciones corporales y establecer contacto.
          4. Prestar atención a los pensamientos y tener nuestro diálogo interior.
          5. Observar como nos impulsa a actuar y así poder imaginar las consecuencias.
          6. Hay que detectar los desencadenantes de la emoción.

"No somos pensamientos ni emociones, somos más que eso. La mente es una fábrica de pensamientos positivos y negativos. No hay que luchar contra los negativos, sino vivir y decidir como vivir. "

"Conectar nuestras necesidades y valores nos va a marcar la dirección de nuestras emociones, hay que tener claro a dónde queremos ir y hacer cumplir nuestros sueños."

Con todo... ¿crees que será más fácil guiar a nuestros hijos e hijas en su propio conocimiento personal?

El camino para mi, acaba de continuar....

Image and video hosting by TinyPic

No hay comentarios:

Publicar un comentario